Monday 17 august 1 17 /08 /Ago 20:52

Antonio Brack nació en Villa Rica, provincia de Oxapampa, Perú, en 1940. En aquellos tiempos el pueblo, fundado en 1928, no tenía acceso por carretera sino solo por un camino de herradura de 20 km. No había posta médica ni policía y sólo una parroquia de franciscanos alemanes, una escuela unidocente y un Juez de Paz, elegido entre los mismos pobladores.

 

Su padre, Juan Brack, era de origen alemán y muy pobre, que había hecho sólo el quinto de primaria, y llegó al Perú acompañando a un grupo de misioneros franciscanos alemanes en 1929. Ayudó a construir la iglesia y la casa parroquial, y luego obtuvo una concesión de 120 hectáreas de terreno en Yezú, cerca de Villa Rica. Comenzó a cortar el bosque y a cultivar tabaco y café, y también estableció una pequeña ganadería. En 1936, con su casita de madera aserrada a mano y con su chacra ya establecida, va a Pozuzo en busca de una esposa.

 

La madre, Cristina Egg, era natural de Pozuzo y terminó la primaria en Oxapampa con las madres franciscanas. Se casaron en 1937 en Oxapampa y Cristina obtuvo como única dote de sus padres una lata de cinco galones de manteca de chancho, que vendió en Oxapampa por un sol y con ello se compró unos utensilios para la casa.

 

El hogar tuvo 8 hijos (7 hombres y una mujer). A pesar de la pobreza, los padres adoptaron a una niña huérfana, que creció en el seno de la familia. La economía dependía de la venta de café y tabaco, gallinas, cerdos y ganado. A pesar de la pobreza, la familia comía muy bien porque se cultivaba una hermosa huerta de verduras; se tenía leche, queso y mantequilla en abundancia; y carne de gallinas, patos, cerdos y ganado. Los cerdos que se criaban eran la fuente de manteca, porque no se conocía el aceite, y de carne. Se beneficiaban unos 4 cerdos al año para abastecerse de manteca, carne, tocino y salchichas, que el padre sabía preparar muy bien.

 

Como no había médicos en el pueblo, la madre recurría a una curandera llaneza de nombre Narcisa, que sabía del uso de las hierbas medicinales, y gracias a este saber ancestral la familia pudo afrontar las enfermedades y todos los hijos lograron sobrevivir en situaciones difícil con sarampión, viruela, y enfermedades intestinales. Antonio siempre recuerda a Narcisa y, años después, le dedicó uno de sus libros más importantes, el Diccionario de las Plantas Útiles del Perú.

 

En 1948 la familia tenía 120 cabezas de ganado, que fueron vendidas y el padre compró una chacra de 60 hectáreas de café en Cedropampa, cerca de Villa Rica, y comenzó a cultivar intensamente el café. Este producto tenía muy buenos precios y la situación económica de la familia comenzó a mejorar.

 

El padre enseñó a leer y escribir a los mayores, hasta que en 1948 ingresaron a la escuela unidocente de Villa Rica, donde cada fila de carpetas era un grado de primaria. En 1951 los dos mayores fueron internados en el Colegio Salesiano de Huancayo, donde continuaron sus estudios. Allí enseñaba un salesiano polaco, Alejandro Michalski, dedicado a las ciencias naturales, y que le prestó a Antonio el primer tomo de la obra de Antonio Raimondi. A leer los viajes de Raimondi, Antonio despertó el entusiasmo por las ciencias naturales y decidió ser naturalista.

 

En 1954 Antonio pasó a Lima, donde hizo sus estudios de secundaria en el Colegio Salesiano, y siempre interno. Aquí su profesor de Ciencias Naturales fue el botánico checo Jaroslav Soukup, quien publicaba una revista BIOTA. Antonio tuvo la suerte de acompañar al Prof. Soukup a varias expediciones de colección de plantas para el herbario, y aprendió sobre botánica y a preparar el herbario.

 

Entre 1960 y 1964 estudió pedagogía en la Normal Superior Salesiana de Chosica, donde se graduó de Profesor en Educación Secundaria en Biología y Química en 1963. A los 21 años publicó su primer artículo en la revista Biota sobre el oso de anteojos, y continuó con varios más. A los 25 años publicó su primer libro sobre Ciencias Naturales, un texto para la educación secundaria. Como era muy estudioso fue contratado como profesor en la Normal Superior, y preparó un libro más.

 

En 1966 va en barco a Italia a estudiar filosofía, y luego en 1968 se dirige a Alemania para estudiar Ciencias, gracias a que en Wuerzburg vivía un hermano de su padre, que no tenía hijos. Aquí trabajaba en horas extras para tener algunos ingresos, hasta que el Gobierno Alemán le dio una beca de estudios por ser muy aplicado. Durante su estadía en Alemania escribe el primer catálogo de las aves del Perú, que fue publicado en la revista Biota en 13 separatas. En aquel tiempo las aves del Perú eran 1 542 especies, mientras hoy ya llegan a las 1816.

 

En 1973 se gradúa de Doctor en Ciencias Naturales y regresa al Perú en busca de trabajo. Golpeó muchas puertas, pero todas estaban cerradas. Al ir a Villa Rica, para despedirse de sus padres y regresar a trabajar a Alemania, donde le habían ofrecido un puesto en el Museo Alexander Koenig en Bonn, por casualidad encontró un artículo sobre el Lago de Junín en una revista escrito por el Dr. Marc Dourojeanni de la Universidad Nacional Agraria La Molina. Fue en junio de 1973 a Lima y buscó al Dr. Dourojeanni, quien lo recibió y le dijo que en agosto iba a asumir la Dirección General Forestal y de Fauna en el Ministerio de Agricultura. Le pidió su Currículo Vital y le ofreció trabajar en fauna en esa oficina. Antonio regresa a Alemania, trae a su familia, y comienza a trabajar el 01 de setiembre de 1973 como Subdirector de Fauna en el Ministerio, pero ya el 29 de agosto va a Pampa Galeras (Ayacucho) donde se estaba implementando el proyecto de conservación de la vicuña.

 

 

 

Por Antonio Brack Egg
Escribir un comentario - Ver los 9 comentarios
Volver a la página principal

Antonio Brack

Libros

  Libros

Conferencias

Conferencias

Videos

Fotos

Las mejores fotos

Premios

Premio 1

El Pensamiento Brack

...Biodiversidad.
...Conservación de Recursos.
...Gestión de Recursos.

Últimos Comentarios

Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso